Historia de la Carcel

 

PRESOS MILITARES

 
El presidio militar que funcionó en la Isla de los Estados, primero en San Juan de Salvamento y luego en Puerto Cook, fue trasladado en 1902 por razones humanitarias a Ushuaia, que para entonces sólo existían 40 casas.

El lugar elegido fue Puerto Golondrina, al oeste de la ciudad donde estaban las construcciones provisorias.

Allí comenzó a funcionar, en casas de chapa y galpones trasladados de Isla de los Estados, el Presidio Militar. Funciono desde 1902 hasta 1911 en que se fusiona el Presidio Militar con la Cárcel de Reincidentes. Los Militares presos desde ese momento compartieron el encierro con los presos civiles.  Existió la idea de hacer una colonia penal en el lugar pero no tuvo mucho éxito.



En 1896 Llegan los primeros presos varones y en febrero la primera remesa de presos y presas. Existía la firme idea de formar una Colonia Penal. También enviaron arados y herramientas de labranza. Se pensó que el lugar apropiado era Bahía Lapataia. Esto causó malestar en el poblado dado que prácticamente desaparecería, sin el movimiento económico que estaba generando la pequeña población penal.

Ya la cárcel dejo de pertenecer a la Gobernación y paso a la esfera del Poder Judicial (en 1897). Se nombraron directores con instrucciones de realizar un Presidio Nacional que luego cambió de nombre. El Ingeniero Catello Muratgia decidió construirla en el lugar que estaba la precaria cárcel de chapa y madera.
El 15 de Septiembre de 1902 se pone la piedra fundamental y comienza la construcción que la realizan los propios presos. Como capataces estaban los guardias.

En 1904 Catello Muratgia como director del Presidio y Carcel de Reincidentes, eleva un informe de su administracion durante 1903 al Señor Ministro de Justicia e Instrucción Pública, Doctor Don Juan R. Fernández VER INFORME

En 1911 el Presidente de la Nación firmó el decreto que fusionó el Presidio Militar con la Cárcel de Reincidentes de Ushuaia. La idea primitiva era construir una "Colonia Penal" para 580 reclusos en Lapataia. Para ello se reservaron 2.500 hectáreas de tierra junto al límite con Chile.

En 1920 la cárcel contaba con 5 pabellones de 76 celdas exteriores cada uno. Las 386 celdas eran unipersonales, pero la cárcel llegó a alojar a más de 600 penados. 

Entre el Pabellón 1 o "Histórico" y el Pabellón 2 se levantó la cocina y entre el 1 y el 5 la panadería. Al frente de la bahía se levantó la administración. Los talleres fueron colocados en construcciones separadas. Recién en 1943 se inauguró un moderno hospital que luego fue el hospital de la Base Naval y por mucho tiempo el único hospital de la zona.

El "hall" central o "Rotonda múltiple" se utilizó como sala de conferencias, cine y auditorio.

A medida que pasó el tiempo a esta cárcel fueron enviados delincuentes autores de graves delitos, muchos de ellos condenados a pena perpetua o de larga duración. El régimen aplicado se basó en el trabajo retribuido, enseñanza escolar de nivel primario y una severa disciplina.

El penal tuvo 30 sectores de trabajo, algunos de ellos quedaban fuera de él. Los talleres instalados atendieron las necesidades de la cárcel y prestaron servicios a toda la ciudad de Ushuaia. Estos fueron la primera imprenta, teléfono, electricidad, bomberos, etc.

Fuera de la cárcel los penados fueron utilizados para trabajos como la construcción de calles, puentes, edificios, además de la explotación de los bosques. De ésta forma con los penados se habilitó el tren más austral del mundo en 1910.

Este llegó a tener una extensión de 25 km y corría al costado de la calle Maipú pasando por el campamento de Monte Susana y dividiéndose en dos ramales hacia lo que hoy es el Parque Nacional. La cárcel contó también con varias embarcaciones siendo la más conocida " La Godoy ".

En 1947, siendo ya el Territorio Nacional una Gobernación Marítima, la Presidencia de la Nación dispuso la clausura de la cárcel.

Las instalaciones fueron transferidas al Ministerio de Marina y en ellas se instaló la Base Naval en 1950.

El edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional por ley del Congreso de la Nación en abril de 1997 y está siendo recuperado para su visita por la Armada Argentina y el Museo Marítimo de Ushuaia.

Texto extraído del libro "El Presidio de Ushuaia" Editado por el Museo Marítimo.+ info

 

Novedades

Folletos Exposición